BLOQUE DE SAL DE PERSIA

El Bloque de Sal de Persia convierte un elemento natural, formado hace más de 600 millones de años, en una experiencia culinaria innovadora y apasionante. Resulta ideal para asar a la parrilla y asar, y también es adecuado para enfriar y servir.

El Bloque de Sal de Persia libera poca sal a las comidas, y a su vez es rico en oligoelementos, como calcio, potasio y magnesio, además de proporcionar un sabor exquisito a cada plato. Con esta técnica de cocción, se consigue que la carne y el pescado se mantengan jugosos con muy poquito aceite, y las verduras conservan su frescura crujiente. Ideal también para enfriar, presentar y servir. Además de una magnífica opción estética, el Bloque de Sal de Persia intensifica con gran naturalidad el fino sabor propio del tártar, carpaccio, sushi, ensaladas, salmón ahumado, queso, postres y frutas.

Gracias a su escasa porosidad y a su casi inexistente contenido de humedad, el Bloque de Sal de Persia aguanta tanto temperaturas muy elevadas como  también muy bajas (de +470°C hasta -20°C).

El Bloque de Sal de Persia permite cocinar con prácticamente nada de de grasa. Unicamente untar la carne, pescado, marisco o verduras, etc… o bien rociar directamente con muy poco aceite de oliva.

Descargar presentación   Descargar Instrucciones uso